dijous, 22 de novembre de 2012

Hem d'okupar la política


Aquesta és la intervenció de José Luis Atienza ahir, en presentar Gaspar Llamazares al míting d'ICV a Viladecans.
Ayer hizo treinta y siete  años que murió Franco. Aquel fue un gran día, pero a partir del día siguiente no lo tuvimos fácil.  Entonces, como ahora, estábamos en crisis económica. Pero nos empujaba la ilusión, el convencimiento de que tal como estaban las cosas, teníamos la mayoría y teníamos razón. Lo teníamos todo en contra, el ejército, la banca, la crisis inmobiliaria, el cierre de empresas, el paro, el déficit, la inflación, la recesión y la crisis mundial del petróleo.

 Pero nos empujaba la ilusión. La il·lusió i el picar pedra i el vot de la gent, que va arrencar primer barracons i després escoles, va acabar amb la iguala i va arrencar un ambulatori encara que fos en un pati interior. La il·lusió i el picar pedra i el vot va convertir un hospital privat de la Roca en l'hospital públic de Viladecans. Pero la ilusión, el picar piedra y el voto de la gente hizo el más difícil todavía, abrió un hospital que estaba cerrado.

La ilusión ya no es nuestra,  ha cambiado de bando. Hoy la ilusión juega en otro equipo. No heu vist a un senyor estendre les mans sobre un mar de senyeres amb una llegenda que diu la voluntat d'un poble? És un líder. Demana vots excepcionals per un moment excepcional. Té il·lusió per acabar la feina feta. Tiene ilusión para arrancarnos la propiedad del Ter Llobregat y venderla para que el mes que viene nos suba el agua de casa un veinte por ciento. Ayer mi suegra de ochenta años me dijo, me pasa lo que no me ha pasado nunca, debo dinero en la farmacia. El lider tiene ilusión en cobrarles 60 euros al año, lo que cuesta 80 barras de pan a los jubilados enfermos como mi suegra.  

Li fa il·lusió decidir. També nosaltres volem decidir el que de vegades sembla que ja estigui decidit. Volem el dret a decidir, a decidir que sí o a decidir que no sobre la independència.   Hi ha qüestions que han d'escollir-se lliure i individualment, sense intermediaris.  Pero ¿De qué sirve elegir sobre las grandes palabras, federalismo, independencia, estado propio o ajeno, si estamos condenados de antemano a un modelo social en el que cuando hay más necesidad. quita becas de comedor, cobra  tres euros, cuatro barras de pan al día,  a los niños que no pueden pagar el comedor y van con la fiambrera al cole?

No ens enganya el líder de les banderes. Diu que encara que Catalunya sigui independent i li quadrin tots els comptes, seguiran els peatges i  l'euro  per recepta. Probablemente no sabe cómo es vivir con una  pensión de quinientos euros al  mes, ni cómo se vive con cuatrocientos euros al mes,  ni cómo se vive sin ningún euro al mes. Pero tiene una ilusión: la  de quitar el pan de la boca a quien más los necesita. No és demagògia. És crueltat. El líder dels braços oberts recapta cent milions dels nostres malalts i perdona cinc-cents milions als hereus de les grans fortunes Té la il·lusió de  tancar-nos  l' hospital, treure'ns els llits i degradar-lo a ambulatori. El líder té  la il·lusió de trobar fraus en les prestacions  pels més ofegats i  oblidar-se del frau fiscal i el cas Palau. Sobre todo le alimenta  la ilusión  de deshacer lo que ha conseguido  la gente para la gente.

Dice que administra. Que como no hay dinero hay que recortar,  que no hay alternativa a los recortes. Está numéricamente demostrado que con la crisis los más ricos son más ricos y no solo hay más pobres, sino que además los pobres son  más pobres todavía. Si queremos una sociedad menos desigual, y menos castigada  solo hay una manera de hacerlo. Quitar a unos y dar a otros, vía impuestos y servicios. Y eso no le hace ninguna ilusión. Sin  embargo esa es la verdadera alternativa. Pero no solo por justicia social. La gente somos el principal mercado, somos nosotros quienes hacemos que las cosas funcionen, nosotros somos la prima de riesgo de cada día cuando vamos a comprar, cuando encendemos la luz, pero nos da miedo el presente y nos da más miedo aún el futuro. Y la prima de riesgo de la vida de cada día  sube, por el miedo  a que la política  siga tomado decisiones en las que siempre somos los mismos quienes ponemos los muertos y los heridos. Hay que atreverse a repartir cargas para crecer y gobernar para la mayoría.

Els interessos econòmics utilitzen la política per atacar els drets de la majoria, Per què la majoria no utilitzem la política per defensar-nos? Per què la política està tan mal valorada si la política som tots? Per què creiem que el vot és un arma sense futur, quan els mercats utilitzen els diaris i les televisions per guanyar les batalles dels vots i les polítiques?.

Los partidos políticos debemos cambiar, pero para eso la gente de la calle debe volver a ser okupas de la política, renovarla y transformarla. Pero para eso la gente debe recuperar la autoestima y creer en su fuerza. No luchamos solo contra Convergencia y compañía, luchamos contra la resignación, contra el no vale la pena porque todo va seguir igual. Si no hacemos nada, no va a seguir igual. No, puede ser peor, puede empeorar si no recuperamos la ilusión. Una ilusión combativa y militante para recuperar una alianza, la alianza de la calle y la política de izquierdas, la alianza de los movimientos sociales y la política de izquierdas.

La política  ha de ser una gran casa con las puertas abiertas, no un cuarto cerrado y tapiado con olor a corrupción y comisiones. Pero la gente debe volver a cruzar la puerta y quedarse dentro, y no limitarse a quejarse afuera. Os proponemos cambiar la cultura de la queja, por la cultura de la ilusión. Para eso os pedimos el voto. Pero sobre todo os pedimos vuestra ilusión, vuestra fuerza y vuestro empuje para cambiar las cosas.   

3 comentaris:

alfons ha dit...

Bon dia Mercè.
Vaig seguint amb atenció els teus escrits, sempre son dispersos i difícils de contraargumentar, barreixes de tot.
Em costa de creure que tu et creguis el que dius i com ho dius, encara que sovint coincideixo en la protesta per les situacions que denùncies. No concideixo normalment en les desqualificacions que fas servir ("crueltat"?), ni en les solucions que a vegades proposes ("quitar a unos i dar a otros" ?).
M'agradaria parlar-ne tranquilament amb tu, una estona quan puguis.
Una abraçada d'Alfons Collado.

Mercè Solé ha dit...

Hola, Alfons, bon dia!
Aquest escrit en concret no és meu, sinó del president d'ICV de Viladecans. Jo segurament no ho diria així: té el punt de miting electoral, que en realitat és. Però l'he posat perquè el fons sí que el comparteixo.
Té mèrit i t'agraeixo que em llegeixis! Quan vulguis quedem, que això sempre és agradable!

Teresa ha dit...

UKseedA mi si que m'agradat aquest escrit, ha semblat molt realista i sobre tot, molt proper al poble que es el que està ó millor dit, estem patint una crisis que ni ens hem buscat ni ens mereixem.Tant debó tots els politics fossin tant realistes en les seves promeses i els seus discursos fossin tant intel.ligibles.Salut.