dissabte, 7 de març de 2009

La Barca ens felicita


Aquesta petita comunitat internacional, que es diu La Barca, i que treballa perquè les persones divorciades i tornades a casar civilment puguin participar a totes en les Eucaristies de les seves comunitats i parròquies, ens fa arribar la seva felicitació per al dia de la dona treballadora. Els ho agraïm i recordem la proposta que han llançat i és que el primer diumenge de maig esdevingui el "Dia Internacional dels catòlics en nova unió".

Otra vez llega el Día de la Mujer, de la mujer trabajadora para algunos, como si trabajar fuera de la casa, fuera la única forma de trabajar.

Reivindicamos a todas las mujeres, a las que trabajan afuera, a las que quisieran trabajar y no pueden porque la situació lo impide, aunque la necesidad lo imponga, a las que "sólo" trabajan adentro, a las que estudian o estudiaron soñando con un futuro mejor, que en muchos casos lo vieron pasar por la acera de enfrente.

Lamentablemente este año, como el pasado y quizás como el próximo escucharemos discursos grandilocuentes, promesas que robarán sonrias de dudas y todo aquello que a veces se escucha y pocas veces se ve concretado.

Por eso nos sumamos al más que justo pedido de igualdad de oportuidades, a la concliación de la vida laboral con la vida familiar, rechazando cualquoer forma de discriminación y repudiando todos los episodios de violencia machista, algo que al parecer tiende a convertirse en una plaga de estos tiempos.

Desde La Barca, quizás el único blog internacional de católicos divorciados en nueva unión, saludamos a todas las mujeres en su día, adherimos a sus sueños y reivindicaciones, que aunque a algunos les puedan parecer exageradas, no harían más que poner un poco de justicia, para tantas generaciones que pasaron postergadas infamemente.

Adriana y Mundy

2 comentaris:

Anònim ha dit...

http://elintegrismoespecado.blogspot.com/

II. La revista "Cristiandad" del P. Orlandis

La semana pasada ofrecíamos una primera entrega de los primeros pasos del integrismo en Cataluña,después de la Guerra Civil.

El clima imperante era el de la Cristiandad total. Pero, a pesar de este clima, nacieron grupos netamente integristas en Barcelona, como la revista Cristiandad (1944), que era el órgano de expresión de la Escuela Cordis Iesu, fundada por el jesuita Ramón Orlandis. Pretendía “restaurar y promover la verdadera civilización cristiana” que por lo visto no era la de Franco. Vale la pena reproducir el homenaje que le brindó Germinans recientemente, con motivo del cincuentenario de su fallecimiento:



“Desde Germinans y en espíritu de gratitud hacia el Señor elevamos nuestro
homenaje al P. Orlandis y a todos los continuadores de su obra, por todas las
semillas de unidad, verdad, bondad y belleza que su Amor ha ido sembrando en los
surcos de nuestra realidad”.

Pues bien, la mayoría de los seguidores y autores de la revista Cristiandad eran laicos y su mentor José Oriol Cuffí Canadell, fanático antijudío. Éste en 1958 se escindió de Cristiandad y fundó El Cruzado Español que desapareció en 1981. Era órgano de la extrema derecha religiosa y política. Cristiandad, que dejó de publicarse durante décadas, hace unos años que reaparece irregularmente con la misma línea integrista y anticatalanista, bajo la batuta del catedrático de filosofía Francisco Canals. La entidad Cordis Iesu está ubicada en el edificio de la Balmesiana gracias a la benevolencia del anciano jesuita integrista padre Suñer.

Con la irrupción súbita del Concilio Vaticano II, y las reformas que promovió, el integrismo, atónito y aterrido, reunió a un grupo de sacerdotes diocesanos en la Hermandad Sacerdotal San Antonio María Claret, para frenar el avance del progresismo, entonces en alza, y oponerse, sin muchas estridencias, al Concilio Vaticano II, pero atacando no a Roma sino a los que, según ellos, rozaban o entraban en la heterodoxia. La presidió el jesuita J. M. Alba y entre sus dirigentes estaban mosén Bachs, oficial del ejército franquista, el jesuita Jaume Piulachs y mosén Josep Ricart Torrents, ideólogo del grupo y especialista en misiones populares. Estaba en contacto con la policía para denunciar, según hizo en un documento anónimo, a los clérigos que él consideraba antifranquistas (Batlles, Casimir Martí, Muñoz Alarcón, Bigordà, Dalmau, Rovira Belloso, incluso Rogeli Duocastella, fundador de un instituto de sociología religiosa). Ricart, de origen carlista (no de Ricard M. Carles, sino del partido político) publicó una biografía de Sardà y Salvany, el de El liberalismo es pecado (1884) y Un obispo de antes del Concilio (1973), hagiografía del obispo Irurita, de corte netamente integrista.

Dos francotiradores jesuitas, adalides del integrismo, fueron Alejando Rey Stolle, aragonés que firmaba como Adro Xavier, y que en su obra Aproximación a la historia de España niega la realidad de una Cataluña milenaria. José María Alba, discípulo de Piulachs, se especializó en ejercicios espirituales y fue consiliario de los Taxistas Católicos y fundó en Sentmenat un seminario integrista de donde han salido vocaciones contemplativas o activas de ambos sexos. Durante el franquismo se vinculó con los Guerrilleros de Cristo Rey que asaltaron el Casal de Montserrat y el CICF (Centre d’Influència Catòlica Femenina), y reventaron la conferencia del francés Louis Evély.

Residualmente hay que mentar a integristas filolefevrianos, como mosén Josep Mariné Jorba, párroco retirado de la parroquia barcelonesa de Sant Cugat del Rec, que ha celebrado misa en latín en una iglesuela de la calle Laforja, o mosén Pedro Muñoz Iranzo, quien es el consiliario, sin control, de unas monjas filolefevrianas que tienen el monasterio en Argentona.
Otro foco de integrismo y de política de extrema derecha fue la Parroquia de San Félix Africano, de Barcelona, donde oficiaban Muñoz Iranzo, Mariné, Ricart Torrents e incluso el conocido padre Apeles. Durante años allí se celebraban las misas en memoria de Hitler, Mussolini y Franco.

Continuará (…)
Publicado por A. De Foguera Alta en 16:39:00
http://elintegrismoespecado.blogspot.com/

Mundy ha dit...

Estimada Mercé:

Mucha gracias por tu colaboración.

La foto que pusiste es nuestra esperanza, quizás si otros nos ayudran como tu, un día podríamos ser tantos tras una sola consigna.

Saludos