dimarts, 16 de desembre de 2008

La Barca



A través d'un comentari posat a un post de l'Agulla sobre el recent llibre del cardenal Martini he conegut aquest blog, La Barca, fet des de l'Argentina, fet i pensat per persones separades, divorciades i de nou fent vida de parella, que se senten rebutjades per l'Església. Promouen que el primer diumenge de Maig del 2009 sigui proclamar el Dia Internacional dels catòlics divorciats en nova unió.

Em sembla una molt bona iniciativa, també perquè es fa amb tranquil·litat i sense insultar ningú. De fet no puc entendre com és que les autoritats eclesiàstiques tracten aquest tema dels divorciats i tornats a casar com un gran problema. No deixa de resultar curiós que sigui de les poques coses en què a la pràctica es pot excomunicar la gent i per una qüestió gairebé burocràtica. Perquè si la gent s'estima o no, si actua amb lleugeresa o no, ningú no ho pot saber. De la mateixa manera com els qui proposen aquestes mesures no saben per quin motiu la gent s'havia divorciat o havia estat abandonada... Se sap si s'han casat o no per l'Església. I prou. De vegades s'invoca la possibilitat de demanar l'anul·lació del matrimoni, però això no deixa de ser un procés de divorci encobert. I sempre és un cost burocràtic i emocional (i potser econòmic) afegit a les parelles. Cal afeixugar la gent amb això, si a més ha de passar pel procés civil?

S'invoca no donar la comunió als divorciats perquè és una mesura fàcil. No té importància en canvi, si menteixes, si explotes el veí, si maltractes la dona, si li fas el salt, si et fas d'or venent armes, o si, com en Pinochet, tortures mig país.

Tots coneixem persones de provadíssima integritat, compromís, fe, que han viscut processos de separació i de divorci, i no sempre per pròpia iniciativa. Per què han de quedar bandejats de l'Església si tenen l'oportunitat de tornar-se a casar? En canvi, quan hi ha poder pel mig, i quedaria fatal una reprovació pública per part l'Església, s'opta per, per exemple, facilitar una sobtada "conversió" mitjançant cursets matrimonials de la dona del príncep, o per felicitar públicament i expressar els millors desitjos per a la parella en el cas de la Bruni i del Sarkozy, com he sentit dir a algun bisbe.

Sort que a les parròquies, als moviments i a la vida normal, guanyen l'acollida i el sentit comú.

Mercè Solé



3 comentaris:

Mundy ha dit...

Estimada Mercé:

Gracias al muy oportuno traductor que tienes en tu blog, he podido leer tu post, en caso contrario me hubiera resultado prácticamente imposible, a pesar de mi paso por infructuoso por el mallorquín y el valenciano.

Es muy importante para nosotros que está problemática se difunda, ya que habitualmente el tratamiento que le dan los medios es de tipo netamente reivindicativo y simplemente con noticias de negación de acceso a la Comunión, cuando en realidad la situación trasciende estás simplificaciones.

Aprovechando tu gentil difusión y esfuerzo porque nuestra situación se conozca, al menos entre quienes siguen tu blog, creo oportuno realizar algunas puntualizaciones, que si bien no afectan al fondo de tu nota, nunca está de más dejar todo lo más claro posible.

Tu dices que este La Barca está hecho desde Argentina, mientras que la realidad es que este Blog, es un esfuerzo de divorciados en nueva unión de Argentina, de España y de varios países americanos, en forma simultánea y sin mayor aspiración que la de difundir en todos los lugares que sea posible, que esta problemática es tan universal como el género humano, ya que situaciones de este tenor se dan efectivamente en el todo el mundo.

Nos emociona tu comentario cuando dices que te “…parece una muy buena iniciativa, también porque se hace con tranquilidad y sin insultar a nadie.”, ya que es esa exactamente nuestra intención, expresarnos sin agredir a nadie, ni a los imponen o ejecutan las normas y obviamente sin ofender ni descalificar a quienes piensan distinto, ya que nos asumimos como pecadores y no nos creemos, ni por casualidad, que seamos dueños absolutos de ninguna verdad.

Continuando con el análisis, te comento que quienes viven en esta situación en ningún caso son excomulgados ni muchos menos, simplemente tienen prohibido acceder a determinados sacramentos, no sólo la Comunión, al menos mientras la situación de unión se mantenga o llegado el caso no viva la misma sin realizar actos propios de la vida marital.

Tu defines la posibilidad de solicitar la anulación del matrimonio como un divorcio encubierto y sobre esto es preciso aclarar dos cosas, la primera que de lo se trata es solicitar la Nulidad Matrimonial y no la anulación, que son cosas distintas, en el caso de la Nulidad lo que se intenta probar es si al momento del casamiento, se daban determinadas circunstancias que podrían haber generado que el Sacramento no se hubiera materializado, la anulación por el contrario tiene otros efectos y se da a partir de algo que sí ha existido.

Este proceso nada tiene que ver con el divorcio cuyos efectos son civiles y a muy grandes rasgos lo que hacen es disolver el vínculo a partir de la sentencia.

Las matizaciones precedentes no pretender generar ninguna polémica ni mucho menos, simplemente buscan aportar un mínimo haz de luz, sobre un tema si bien afecta a un sector muy importante de la sociedad, la realidad parece mostrar que involucra a muchísimas menos personas, ya que la mayoría, quizás, sólo se han casado por Iglesia por motivos extra confesionales, otros pasan del tema y algunos otros se han dado por vencidos de esperar cambios.

Con algo de conocimiento y muchísimos respeto por todos, desde La Barca continuamos, simplemente hasta que Dios quiera.

Mundy
labarca@ymail.com
www.labarcaglobal.blogspot.com

El mosquit i el camell ha dit...

Se agradecen tanto los matices como el esfuerzo de traducción. Siento haber tratado el tema un tanto frívolamente...
Mercè

Mundy ha dit...

Estimada Mercé:

No creo que el tratamiento que le diste sea frívolo ni mucho menos, la realidad es que este es un tema complejo y es perfectamente entendible, además, que cada uno tenga su punto de vista.

Eso demuestra que las explicaciones que llegan, en general no son del todo claras y eso produce confusión en muchas personas.

Saludos.

Mundy
labarca@ymail.com